por

En:discapacidad, fisioterapia, lesiones, patologías, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Espina Bífida

La espina bífida es una malformación congénita que aparece durante la formación del feto y en el que la columna y el canal medular no se cierran antes del nacimiento, lo que hace que la médula espinal y las membranas que la recubren sobresalgan por la espalda. La principal causa es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en los meses siguientes, aunque hay  casos cuya causa es desconocida. También se cree que puede haber un factor hereditario.

Las zona en la que suele aparecer son la región lumbosacra, la región dorsolumbar y en raras ocasiones en la región torácica y cervical.

Existen dos tipos de espina bífida:

  • La Espina bífida oculta. Se da como consecuencia de la aparición de un defecto en una o más vértebras, donde la médula espinal y los nervios no están alterados. No tiene síntomas o aparecen a edades avanzadas. En caso de aparecer síntomas, se clasifican como:

Neurológicos. Atrofia y/o debilidad en extremidades inferiores, escasa sensibilidad o alteración de los reflejos.

Genito-urinarios. Incontinencia, retención.

Ortopédicos. Deformidad de los pies o diferencias de tamaño.

  • La espina bífida abierta o quística. Tiene un diagnóstico más grave, sus síntomas son más evidentes (abultamiento en la zona afectada) y se distinguen varios tipos:

Meningocele. Una o más vértebras presentan una abertura con un quiste de líquido cefalorraquídeo.

Mielomelingocele. Es la forma más frecuente y más grave debida a que en la cavidad quística se encuentra la médula espinal, raíces nerviosas, meninges y líquido cefalorraquídeo, afectando a nivel lumbar o lumbosacro. No es mortal pero produce graves daños a nivel neuronal (hidrocefalea, discapacidad motriz e intelectual).

espina bifida

Los trastornos asociados a esta malformación a nivel neuronal son:

  • Acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en el cerebro que ocasiona una presión perjudicial en los tejidos del cerebro.
  • Consciencia de sí mismo y de otras personas.
  • Problemas de comprensión.
  • Problemas de percepción visual.
  • Incoordinación.
  • Falta de destreza manual.
  • Dificultad en las actividades gráficas y coordinación bi-manual.

Alteraciones del aparato locomotor:

  • Debilidad muscular o parálisis.
  • Deformidades y disminución o pérdida de sensibilidad por debajo de la lesión.

Trastornos del sistema genito-urinario:

– Incontinencia vesical y/o anal.

– Retención vesical y/o anal.

– Infecciones urinarias.

La prevención esta dirigida a evitar la ingesta de tóxicos y fármacos teratógenos en el período periconcepcional (antes del embarazo) y tener una dieta equilibrada con un aporte extra de folatos (ácido fólico).

En fisioterapia podemos ayudar a tratar esta malformación con técnicas destinadas al desarrollo de las capacidades físicas que hagan posible la independencia de las personas que la padezcan.

Tags: , , , , , ,