Reflexología Podal

La reflexoterapia se basa en la teoría de que existen conexiones nerviosas de muchos puntos específicos del cuerpo en los pies. A esas áreas en donde se localizan dichos puntos, se les conoce como Zonas Reflejas. El objetivo de la Reflexología es obtener una respuesta saludable de los órganos y sistemas a través de la adecuada   estimulación aplicada a sus correspondientes reflejos; logrando con ello establecer el balance natural de la energía y funcionalidad armónica de todo el organismo.

  Incluso no habiendo ningún problema es conveniente recibir masaje en forma preventiva para ayudarnos a superar las necesidades de la vida moderna. Bastan pequeñas y suaves presiones en los lugares indicados para que la energía de las zonas seleccionadas de ponga en movimiento. Básicamente es un método de prevención, relajación, estimula la vitalidad, activa la circulación sanguínea, fortalece las defensas estimulando el sistema inmunológico, desbloquea centros de energía, desintoxica, fortalece la fuerza curativa y alivia el dolor y la tensión.