Noticias

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en El Síndrome del Piramidal

El síndrome del piramidal es una de las causas más comunes de la ciática. El músculo piramidal se encuentra en la parte trasera de la cadera, que une el sacro con el fémur.

Se produce debido a la compresión del nervio ciático por hipertrofia o contractura del músculo piriforme, que se traducen en alteraciones sensitivas, motoras y tróficas en el área de inervación del nervio ciático.prirforme1

Se considera que es responsable de dos tercios de los casos de lumbo-ciática crónica no discal.

Suele ser más común en la población femenina y también en corredores de fondo, ya que al cabo de muchos kilómetros los músculos de las piernas se van debilitando y pierden capacidad de estabilizar. El síndrome del piramidal se caracteriza por producirse una pérdida del puente del pie, las rodillas se van hacia dentro y junto a todo esto se produce una ante versión de la pelvis que favorece el pinzamiento del nervio ciático por el músculo piramidal.

Los síntomas más comunes son dolor y sensibilidad en la región glútea, lumbar, ingles, periné, cadera, parte posterior del muslo, pierna y pie; dando como resultado un cuadro de ciática o lumbo-ciática.

Su diagnóstico es fundamentalmente clínico y sus signos son:

  • Maniobra de Freiberg. Se desencadena dolor en la nalga con la rotación interna forzada de la cadera en extensión de la extremidad.
  • Maniobra de Pace. La abducción contra resistencia de la cadera afectada, con el paciente sentado, genera el dolor.
  • Maniobra de Beatty. Esta maniobra reproduce el dolor en la zona glútea por contracción selectiva del Piriforme. El paciente se coloca en decúbito lateral sobre el lado sano y con la cadera flexionada realiza una abducción del muslo afectado, manteniendo esa posición unos segundos, lo que desencadena el dolor.

El tratamiento para este síndrome ha de realizarse una vez que el paciente ha sido evaluado.
Debemos decir que en este tipo de lesión la  fisioterapia tiene un papel importante para descontracturar el músculo y evitar que pince el nervio, realizando maso terapia profunda, estiramientos específicos, electroterapia analgésica (TENS, ultrasonido) y antinflamatoria.piramidal5

Si la lesión deriva de un mal gesto deportivo se re-educara a un gesto menos estresante para el músculo, si es postural se enseñara una postura correcta, y si es una alteración biomecánica se re-equilibrará la musculatura.

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, rehabilitación, salud, Segovia, tratamientos

Comentarios desactivados en El Esguince de Tobillo

El esguince de tobillo es una de las lesiones que se dan con mayor asiduidad. Se trata de una lesión ligada al mundo del ejercicio físico, pero que sin embargo también ocurre frecuentemente en las actividades del día a día. Un mal apoyo al caminar o un mal apoyo ante una caída pueden desembocar en este tipo de lesión. Los esguinces se dan de manera fortuita y debido a un estiramiento por encima del límite de elasticidad del ligamento.

Se define como daño estructural parcial en las fibras que conforman un ligamento sin llegar al punto de ruptura del mismo. Los ligamentos son estructuras formadas por una especie de cordones fibrosos. Se ubican en todas las articulaciones del cuerpo, dándoles estabilidad y, uniendo los huesos entre sí. Los ligamentos que se encuentran en el tobillo se encargan de estabilizar la articulación, y los más importantes son los ligamentos laterales externos.

Los síntomas más comunes y reconocibles de un esguince de tobillo son:

– Dolor intenso en la articulación que deriva en la imposibilidad de mover la articulación afectada.Esguince

– Inflamación de la zona afectada.

– Aparición de hematomas.

– Calor local. Incremento de la temperatura en la zona, derivado de la inflamación.

– Alteración de la sensibilidad en la zona afectada.

Cuando sufrimos un esguince, podemos clasificarlo en función de su gravedad:

Esguince grado I. Leve o moderado.

Son provocados por un sobre-estiramiento del ligamento que produce una leve hinchazón y que se soluciona con tratamiento fisioterapéutico. El tiempo de recuperación es corto, entre 10 y 20 días. En un esguince leve la persona puede sentir gran dolor e incapacidad funcional, no podrá caminar ni apoyar el pie y  se puede continuar andando a pesar de las molestias y los dolores e inflación.

Esguince grado II. Moderado grave. 

Se trata de una distensión ligamentosa con rotura parcial en la cual no se requiere la inmovilización del miembro. Sus efectos se perciben de forma inmediata, apareciendo una hinchazón instantánea de la zona afectada. Su tratamiento es fisioterapéutico y el tiempo de recuperación es de entre 20 y 40 días. En caso de sufrir este tipo de lesión se puede continuar caminando pero con gran dificultad y dolor.

Esguince grado III. Grave.

Se produce por rotura de ligamentos. Este tipo de esguince puede requerir de tratamiento quirúrgico, inmovilización del miembro y requerirá de un tratamiento rehabilitador importante. Sus síntomas se traducen en edema y hematoma que resultan evidentes desde el primer momento. El tiempo de recuperación puede ser aproximadamente de unas ocho semanas al tener que cicatrizar el ligamento.

No se podrá caminar debido al dolor e inestabilidad. Suele ser producto de traumatismos de alta energía, como consecuencia de un accidente importante. Suele asociarse a la fractura de la articulación del tobillo.

La velocidad de regeneración de los tejidos está directamente relacionada con el metabolismo aeróbico en el tejido lesionado, así cuanto más se mueve la zona, la regeneración será mayor. La movilización va a favorecer la regeneración del miembro.

¿Cómo podemos prevenir un esguince de tobillo?

  • Realizando un calentamiento adecuado lo cual va a proporcionar a las articulaciones la preparación necesaria para evitar percances.
  • Propiocepión tobillo. Conjunto de procesos necesarios para preparar la articulación ante los posibles lesiones.

¿Qué podemos hacer tras sufrir un esguince de tobillo?

  • Debemos eliminar las posibles cargas sobre la articulación afectada durante un periodo mínimo de 24 a 48 horas.
  • Aplicación de frío. La aplicación de hielo que es un anti-inflamatorio natural. Debemos aplicar frío durante las primeras 48 horas cada 2 horas aproximadamente.
  • Compresión. Se debe comprimir la zona lesionada con un vendaje elástico. Éste protege el ligamento lesionado y reduce la inflamación. La tensión del vendaje debe ser firme y uniforme, evitando aprietes excesivos. No es conveniente mantener el vendaje compresivo pasadas las primeras 48 horas.
  • Elevación. Es conveniente elevar la zona lesionada por encima del nivel del corazón.

¿Cómo nos puede ayudar la fisioterapia?

  • Movilización temprana. Consiste en ir aumentando de manera paulatina el rango de movimiento de la articulación.
  • Baños de contraste. Nos ayudará a disminuir la inflamación.
  • Realizando un buen masaje para drenar la articulación, aplicando de manera conjunta técnicas para reducir la inflamación, siendo el más utilizado y útil la aplicación de ultrasonidos.
  • Fortalecimiento de los músculos. El objetivo de esta técnica es potenciar los músculos que circundan la articulación para aumentar la resistencia de la zona afectada evitando que se reproduzca la lesión.

por

En:fisioterapia, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, tratamientos

Comentarios desactivados en El Vértigo Cervical

El vértigo es un síntoma que puede aparecer por una causa concreta o puede presentarse formando parte de los síntomas de una patología.

Genera un malestar que se traduce en una sensación de desequilibrio e inestabilidad que produce gran inseguridad e incapacidad para movernos. Puede causar sensación de nauseas, desmayo, de que las cosas giran, incapacidad de enfoque ocular y pérdida de audición de un oído.

Se asocia con una alteración del equilibrio que puede presentarse a cualquier edad, aunque es más frecuente en mujeres con edades comprendidas entre los 40 y 60 años de edad.

Causas que pueden originar vértigos:

  • Problemas en la musculatura cervical. Los músculos sub-occipitales y musculatura lateral corta cervical cuando se contractura puede provocar una compresión de la arteria vertebral o alterar el funcionamiento de las estructuras que riega causando vértigo.
  • Una disfunción craneal. Que puede dar lugar a alteraciones de la función nerviosa (aferencias sensitivas especiales).
  • Problemas en la articulación temporomandibular (ATM).
  • Una falta de movilidad cervica Una disfunción en la columna cervical y en el hueso occipital permitirían una compresión en la arteria vertebral o basilar afectando a su flujo y en el sistema vestibular.
  • Falta de movilidad de la columna cervico-dorsal.
  • Malposición de otolitos.En el oído interno existen sustancias (otolitos) que dependiendo de la postura en la que nos encontremos se mueven para posicionarse en una u otra parte de estos. Cuando estos otolitos se encuentra fuera de su lugar o no responden adecuadamente, la interpretación de la información se alterada pudiendo desencadenar vértigo.
  • Alteración del sistema propioceptivo. El cuerpo hace uso de tres sistemas distintos para mantener el equilibrio: la vista, el oído interno y los propioceptores.
  • La vista proporciona información sobre nuestra situación respecto al espacio y los objetos que nos rodean.
    • El oído interno envía información al cerebro sobre la posición de la cabeza y las distintas aceleraciones que sufrimos al movernos.
    • Los propioceptores son receptores localizados en todas nuestras articulaciones que indican al cerebro la posición de las partes de nuestro cuerpo para que el cerebro sea consciente de que posición global tiene nuestro cuerpo con respecto al entorno que nos rodea.

En algunos casos pueden ocurrir incoherencias entre la información enviada por cada uno de los sistemas, perdiendo el cerebro de este modo su capacidad de conocer la posición del cuerpo (propiocepción).

También se pueden clasificar como centrales y periféricos.

  • Los centrales se deben a una afectación del cerebelo.
  • Los periféricos entre los que encontramos vértigos debidos a una afección del oído interno, del nervio vestibular, vértigos originados por la ingesta de algunos fármacos, inflamaciones de los oídos y el Síndrome de Menière.

Existen casos de vértigos causados por falta de movilidad en la columna o en el cráneo.

Debemos tener en cuenta que lo más importante es un buen diagnóstico que nos haga saber la causa que provocan los vértigos.

Sabed que es posible tratarlo con fisioterapia y osteopatía, si padecéis vértigos y deseáis tratarlo no tenéis más que poneros en contacto con nosotros.

por

En:fisioterapia, lesiones, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, Senso

Comentarios desactivados en Consejos para evitar los Dolores de Espalda

Todos hemos sufrido alguna vez dolor de espalda o lo sufriremos a lo largo de nuestra vida.

Nuestros malos hábitos posturales, los sobre-esfuerzos físicos, estrés, posiciones mantenidas durante mucho tiempo, etc., son las causas principales por las cuales padecemos de este mal tan común en nuestra sociedad. Tanto es así que se ha convertido en la segunda causa de baja laboral después de los traumatismos.

Como no cabe duda, la mejor manera de evitar los dolores de espalda se centran en la prevención y en potenciar buenos hábitos posturales, así como la realización de ejercicio.

Os proponemos unos consejos que os van a ayudar a prevenir los molestos dolores de espalda:

 

train-for-swimRealizar ejercicio. El deporte ayuda a desarrollar la musculatura y es la mejor prevención para evitar el dolor. Los ejercicios más recomendables son el pilates, el yoga y la natación. Caminar todos los días a paso ligero al menos 30 minutos sin tener que llegar a trotar.

Adoptar una correcta posición. Debemos vigilar la postura que adoptamos cada día, más aun teniendo en cuenta que la mayoría de las causas de los problemas lumbares nacen en el entorno laboral.

Adoptar la posición correcta cuando estamos sentados y utilizar asientos ergonómicos, centrando la fuerza en la zona lumbar y enderezando la columna. Cuando estemos de pie y caminando es importante mantener la espalda recta para evitar la “chepa” o joroba.

La utilización de tacones es otra causa importante que perjudica la salud de nuestra espalda, ya que desplazan  el eje de gravedad postural hacia delante y los discos lumbares quedan forzados y dañados.

No cargar peso. El exceso de peso repercute de manera negativa  sobre nuestra espalda. Debemos intentar evitar portar peso, y en caso de ser necesario debemos realizarlo de manera correcta. Es aconsejable flexionar las rodillas y no doblar la espina dorsal.noticias-miercoles

Dormir en una buena posición. Mientras dormimos nuestra columna descansa sin llevar el peso del cuerpo. La postura ideal para dormir es boca arriba o tumbado de lado sobre un costado con las rodillas y caderas flexionadas y con la cabeza y el cuello alineados con el resto de la columna.

Los colchones y almohadas que deben utilizarse son los de tipo medio, evitando tanto la rigidez como la excesiva blandura.

Llevar una vida sana. Evitar el sobrepeso. Mantener una buena salud mental, evitando el estrés y la depresión; pues está comprobado que la depresión desemboca en el padecimiento de espalda.

El tabaco además de perjudicar seriamente nuestra salud, tampoco resulta bueno para la espalda. El tabaco favorece la aparición de tos y al toser se realiza un esfuerzo que perjudica los discos lumbares.

por

En:salud, Segovia, Senso, tarjetas regalo, tratamientos

Comentarios desactivados en Regala Salud en el Día del Padre

El Día del Padre esta a la vuelta de la esquina y es un día que se celebra en varios países del mundo en diferentes fechas.

Nosotros lo celebramos el día 19 de marzo en honor a San José y con la intención de homenajear la paternidad y reconocer el papel e influencia del padre en la crianza y educación de los hijos. Pero el origen y la historia de esta celebración están llenos de curiosidades.

La celebración del Día del Padre surgió en Estados Unidos como gratitud de una hija hacia su padre, un veterano de la guerra civil estadounidense llamado Henry Jackson Smart. La esposa de Henry falleció al dar a luz a su sexto hijo y Henry se dedicó al cuidado y educación de sus hijos sin ningún tipo ayuda. A Sonora Smart Dodd (hija de Henry) se le ocurrió la idea de celebrar el Día del Padre mientras escuchaba un sermón del Día de la Madre en 1909.

La idea de instituir un ‘Día del Padre’ fue ganando aceptación y en 1924 el presidente Calvin Coolidge apoyó la idea de establecer un día nacional del padre, y en 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos.

La celebración se extendió a Europa, América Latina, Asia y África.

Desde SENSO os queremos proponer dar las gracias a vuestro padre por su amor y entrega de una manera diferente y original que seguro le sorprenderá.

¡Regalándole  SALUD! con nuestras Tarjetas Regalo:

  • Masaje relajante.tarjetas regalo padre
  • Osteopatía.
  • Shiatsu.
  • Drenaje linfático.
  • Masaje deportivo.
  • Etc…

Nuestras Tarjetas Regalo tendrán el importe que tú decidas y se podrán utilizar para cualquiera de nuestros tratamientos.

Solo tienes que pasarte por nuestra clínica o contactar con nosotros a través de nuestros teléfonos, 618 08 48 08 / 921 42 65 69,  para reservar tu Tarjeta Regalo.

 

En un día tan especial REGALA SALUD

¡SALUD es BIENESTAR!

por

En:deporte, DEPORTISTAS SENSO, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Fisioterapia Preventiva en el Deporte

En breve comienza el Circuito de Carreras Pedrestres de la provincia de Segovia y la Media Maratón Ciudad de Segovia.Flyer2015media maraton

Desde SENSO queremos ofreceros unas recomendaciones a tod@s aquell@s que os estáis preparando para realizar carreras deportivas para que vengáis a nuestra clínica antes de la carrera para realizaros un masaje previo que os ayudará a reducir los riesgos de sufrir lesiones o problemas de salud.

Tener en cuenta una adecuada planificación de los entrenamientos, seguir una serie de pautas de alimentación, de descanso y acudir al fisioterapeuta con regularidad antes de la realización de una prueba deportiva es esencial los días previos a la carrera. Todo ello nos ayudará a superar la prueba con un resultado exitoso.

Se deben realizar estiramientos de todas las cadenas musculares, haciendo especial hincapié en los grupos musculares con mayor riesgo: femorales y gemelos, lo que nos ayudará a prevenir lesiones. Se deben realizar especialmente después de la actividad física, y dedicarle al menos diez minutos a estirar los músculos.

El día de la prueba es importante que estiréis tanto antes como después de la carrera.

Nosotros como fisioterapeutas entre otras técnicas, ofrecemos masajes de descarga que permiten disminuir la tensión muscular, drenar y eliminar residuos. Podemos valorar desequilibrios musculares, alteraciones posturales y en su defecto, aplicamos los tratamientos más oportunos, y os facilitamos toda la información necesaria para mejorar los hábitos de prevención de lesiones.TSTM_slideshow_massage_8

En caso de lesión en las semanas previas a la prueba es mejor que suprimáis los entrenamientos. Mejor parar una semana y recuperarse bien de una lesión leve que volver a entrenar antes de tiempo y estar dos meses con dolores y sin poder correr.

Para más información, poneros en contacto con nosotros.

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, salud, Sin categoría

Comentarios desactivados en Los Músculos Lumbricales

Esta semana os vamos a dar información sobre anatomía de nuestro cuerpo, en concreto sobre unos músculos que se llaman lumbricales y que se sitúan en nuestras manos y nuestros pies.

Los músculos lumbricales son aquellos que se originan y terminan en un tendón. No tienen ninguna fijación ósea, es decir, no se encuentran adheridos a los huesos. Sirven de unión entre el tendón flexor profundo y el tendón extensor, tanto de las manos como de los pies. Tienen un papel fundamental en el equilibrio de los dedos y dan lugar a la flexión de los dedos  y a la extensión entre las falanges.

lumbricales manoLos músculos lumbricales de la mano son cuatro músculos que se encuentran en la región palmar media entre los tendones del flexor profundo. Son músculos intrínsecos de la mano que flexionan las articulaciones metacarpo falángicas y extienden las articulaciones inter falángicas. Disponemos de cuatro de estos pequeños músculos en cada mano, enumerados de fuera a dentro del 1 al 4.

La función que tienen estos músculos, con la ayuda de los músculos interóseos, es flexionar las articulaciones metacarpo falángicas de forma simultánea mientras se extiende ambas articulaciones inter falángicas de la dígito en el que se inserta.

Los escaladores suelen sufrir las lesiones que se producen en estos músculos, y las más comunes suelen ser el desgarro del músculo lumbrical (3 y 4) y la rotura fibrilar.  Los síntomas que nos alertan de una posible lesión son la pérdida funcional de la capacidad de contracción y  la presencia de dolor intenso.

Los músculos lumbricales del pie son cuatro músculos numerados del 1 al 4. Se sitúan en el espacio delimitado por los tendones del músculo flexor largo del dedo gordo del pie y los tendones de los extensores de los dedos.region-plantar-12-728 Comienzan en los tendones del flexor largo de los dedos, que se encuentra a medio camino entre el talón y los dedos del pie, justo en la parte más alta del arco. Los lumbricales terminan en tendones en el interior de cada uno de los dedos menores. Todos, a excepción del primero, se originan de dos tendones del flexor largo de los dedos. Sus funciones son flexionar la primera falange y extender el resto. Estabilizan el frente del pie mientras estamos de pie y la parte posterior del pie en el momento en que estamos a punto de girar la pierna de atrás hacia adelante al caminar o correr.

Las lesiones asociadas a los lumbricales del pie pueden dar como resultado deformidades de los dedos lo suficientemente graves como para inmovilizarlos, incluso pueden llevar a desequilibrios musculares crónicos que pueden llegar a causar daño permanente en piernas, caderas y espalda.

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Lesiones Deportivas más comunes en los Miembros Superiores

En la entrada anterior os definimos las lesiones deportivas más comunes en los miembros inferiores que se daban como resultado de la realización de algún tipo de ejercicio físico.

En esta entrada vamos a continuar ofreciendo información relacionada con las lesiones deportivas más comunes, pero en este caso con las lesiones que afectan a los miembros superiores.

 

Lesión por pinzamiento, “hombro del nadador”. Se produce debido al movimiento reiterado de los brazos por encima del hombro o incluso por encima de la cabeza y/o sobre esfuerzo.Lesiones miembros supe_opt

Se conoce a esta este tipo de lesión como a una serie de lesiones que suelen afectar a los que practican la natación: tendinitis de bíceps, bursitis subacromial y tendinitis del manguito rotador o supraespinoso.  Su causa se relaciona básicamente con una mala técnica de la brazada o el sobre esfuerzo.

Afecta generalmente a deportistas jóvenes con entrenamiento intensivo o mayores tras un tiempo largo de inactividad.

Los síntomas se presentan con dolor de la articulación nada más terminar de nadar, pérdida de movilidad y la rigidez que se puede acompañar de una leve inflamación en la articulación.

Tendinitis del manguito rotador. El manguito de los rotadores es un grupo de músculos y tendones que van pegados a los huesos de la articulación del hombro, permitiendo que éste se mueva y se mantenga estable. Cuando estos tendones se inflaman, pueden provocar un mayor desgaste sobre esta área. Las causas más comunes suelen ser mantener el brazo en la misma posición durante períodos de tiempo largos, dormir sobre el mismo brazo todas las noches, practicar deportes que requieren movimiento repetitivo del brazo por encima de la cabeza, mala postura, envejecimiento, etc.

Los síntomas se traducen en dolor leve en la parte frontal del hombro y se puede irradiar hacia el lado del brazo. El dolor siempre se detiene antes del codo. Si el dolor baja por el brazo hasta el codo y la mano puede indicar que hay pinzamiento de un nervio.

También se puede presentar debilidad y pérdida de movimiento al elevar el brazo sobre la cabeza. Se puede sentir rigidez en el hombro al alzar algún objeto o moverlo.

Hombro inestable. Es una afección por la cual el extremo superior del húmero (hueso de la parte superior del brazo) se desliza parcial o totalmente fuera de la cuenca del hombro. La inestabilidad ocurre cuando la cabeza se resbala hacia afuera de su posición normal. La cabeza humeral se puede mover en una o más direcciones.

Se da como resultado de una caída, golpe directo o una fuerza aplicada al brazo extendido.

Los síntomas pueden aparecer de repente o desarrollarse con el paso del tiempo, y suelen presentarse en forma de dolor en el área del hombro, debilidad del hombro o brazo, entumecimiento de todo el brazo, etc.

Esguinces acromio claviculares. Son frecuentes por caídas con choque directo sobre el hombro. Los síntomas son dolor al final de la clavícula que puede extenderse a todo el hombro hasta que más o menos se resuelve el dolor inicial; tras esta situación es más probable que el dolor quede localizado en un sitio más específico y sobre la misma articulación.

A menudo aparece hinchazón o inflamación y dolor al movilizar el hombro, sobre todo cuando tratamos de levantar los brazos por encima de la altura de los hombros.

Tendinitis de codo o “codo de tenista”. La epicondilitis constituye una de las alteraciones más frecuentes en el codo, tanto asociado a la práctica deportiva como fuera de ella. Está provocada por movimientos repetitivos de extensión de la muñeca y supinación del antebrazo, lo que ocasiona micro roturas fibrilares y reparación inadecuada a nivel de los tendones de los músculos que se originan en la región del epicóndilo, principalmente del tendón del músculo extensor radial corto del carpo. Se caracteriza por dolor a la palpación en el epicóndilo y al realizar extensión y manipulación de la muñeca.

Epitrocleítis o “codo de golfista”. Se caracteriza por dolor en la cara interna del codo, sobre la epitróclea (prominencia ósea en la región interna del extremo distal del húmero), debido al sobreuso o estrés repetitivo de la inserción muscular en esta zona.

Esguinces de muñeca. Es la lesión más frecuente de muñeca. Se produce a causa de un estiramiento excesivo o desgarro de los ligamentos que sostienen la articulación. Aparece por caídas y traumatismos. Los síntomas más evidentes son dolor en la muñeca, dolor en la mano, sensibilidad en la zona lesionada, inflamación de la mano, hematomas, limitación de movilidad, calor en la articulación y entumecimiento.

Esguinces y luxaciones de los dedos. Es una lesión por distención o estiramiento de un ligamento. Es una lesión que se da como consecuencia de un estiramiento violento del ligamento. Los síntomas se presentan en forma de dolor, inflamación, hematoma e incapacidad para mover la zona afectada.

Esguince del pulgar o “pulgar del esquiador”. Se produce cuando un ligamento del dedo pulgar se tuerce o se desgarra. La causas principales por las cuales se da este tipo de lesión se deben a un golpe directo en el pulgar, una caída sobre la mano abierta estando el pulgar hacia adentro y movimientos repetitivos del pulgar que causan que la articulación del pulgar se vuelva inestable.

Los síntomas mas comunes son dolor, sensibilidad, inflamación del pulgar, hematomas, dificultad para agarrar u oprimir objetos entre el pulgar y los dedos, deformación del pulgar, dificultad para mover el pulgar y una protuberancia en el pulgar.

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, salud, Segovia, Senso, Sin categoría, tratamientos

Comentarios desactivados en Lesiones Deportivas más comunes en los Miembros Inferiores

La lesión deportiva se da cuando se practica un deporte o se realiza algún tipo de ejercicio físico, y se clasifican en lesiones agudas o lesiones por uso excesivo.

Las lesiones agudas más comunes se dan en la pelvis, la región inguinal y la pierna.

Los deportistas suelen ser más propensos a experimentar este tipo de lesiones, y las más frecuentes son la distensión del abductor, distensión del Iliopsosas, distensión del músculo recto abdominal, luxación de cadera, tendinosis del abductor, tendionisis del Iliopsoas y bursitis. Nosotros vamos a realizar una pequeña incursión, sin profundizar demasiado, en las lesiones deportivas que se dan con mayor frecuencia en los miembros inferiores.

 

  • Distensión del abductor. Las lesiones más frecuentes se originan en la región pelviana, inguinal y en la cadera. Se dan como consecuencia de un movimiento violento de la cadera. Se manifiesta con dolor intenso en la región inguinal y presencia de hematoma. El tratamiento depende de la lesión, pero normalmente se requiere de reposo, hielo, compresión y elevación.
  • Distensión del músculo Iliopsoas. Resultado de una flexión violenta de la cadera contra resistencia. Se manifiesta con dolor, hematoma, perdida de sensibilidad y debilidad del cuádriceps. Una rehabilitación adecuada es la que ofrecerá el mejor pronóstico.
  • Distensión del músculo recto abdominal. Los síntomas se manifiesta con dolor intenso, hematoma e incluso edema. Suele darse en deportistas que practican futbol, tenis, levantamiento de pesas, remo, etc. En este caso se debe realizar un tratamiento acorde y una adecuada rehabilitación.
  • Luxación de cadera. Consiste en la pérdida de la relación articular normal entre la superficie de la articulación del fémur y la pelvis. Las causas de las luxaciones de cadera suelen ser provocadas por accidentes de tráfico o laborales en los que la cadera sufre un golpe fuerte y brusco. Los síntomas son dolor intenso en la zona, añadiéndole a éste la imposibilidad de mover la pierna al realizar una rotación externa o interna. El tratamiento debe comenzarse lo antes posible para evitar lesiones posteriores de más importancia. Los ejercicios de estiramientos y tonificación muscular son efectivos, siempre dirigidos adecuadamente por un fisioterapeuta o un rehabilitador.
  • Lesiones agudas del muslo. Como consecuencia de una contusión o un estiramiento agudo más allá del límite de tolerancia. Dentro de este las lesiones más comunes son: contusión del muslo, distensión de los isquiotibiales y desgarro del cuádriceps.
  • Lesiones agudas de la rodilla. Esguince: en este tipo de lesión, uno o varios ligamentos de la rodilla han sufrido un excesivo estiramiento, debido a una tracción o retorcimiento.19506

Distensión: un músculo o un tendón han sufrido demasiado estiramiento.

Lesiones en el cartílago de la rodilla: los cartílagos de la rodilla, llamado meniscos, tienen forma de medialuna y actúan como amortiguadores de la articulación.

Rotura de ligamentos: es una lesión habitual en deportistas profesionales, especialmente en los deportes donde hay que correr, parar, saltar y cambiar de dirección con frecuencia, como en el fútbol por ejemplo.

  • Lesiones agudas de la pierna. Entre las lesiones más frecuentes de la pierna nos encontramos con las distensiones musculares, rotura parcial o total del tendón de Aquiles, tendinitis y bursitis del calcáneo.
  • Lesiones agudas del tobillo. Afecta con mayor frecuencia a todos los deportistas. Las lesiones más frecuentes son lesiones de los ligamentos laterales, ligamento medial, luxación del tobillo, lesiones osteocartilaginosas, etc.
  • Lesiones agudas del pie. El pie absorbe todos los impactos, soporta el peso del cuerpo y transforma la energía producida por el muslo y la pierna en movimientos.  Las lesiones más frecuentes que se dan en los pies son las luxaciones, contusiones, esguinces, ampollas, fascitis plantar, el síndrome de cuboides y la sesamoiditis.slide_31

por

En:patologías, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Día Mundial contra el Cáncer

Hoy se celebra el Día Mundial contra el Cáncer creado para fomentar medidas destinadas a reducir la carga mundial de esta enfermedad.

El Cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células anormales que pueden invadir otros tejidos circundantes a través del sistema sanguíneo y el sistema linfático, y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo.

Todos los cánceres empiezan en las células, nuestro cuerpo está formado de muchos tipos de células que crecen y se dividen en una forma controlada para producir más células según sean necesarias para mantener sano el cuerpo. Cuando las células envejecen o se dañan, mueren y son reemplazadas por células nuevas. Algunas veces sucede que este proceso de reemplazo de células viejas por células nuevas se descontrola. El material genético (ADN) de una célula puede dañarse o alterarse, lo cual produce mutaciones (cambios) que afectan el crecimiento y la división normales de las células. Cuando esto sucede, las células no mueren cuando deberían morir y células nuevas se forman cuando el cuerpo no las necesita. Las células que sobran forman una masa de tejido que es lo que se llama tumor.origen_cancer3

No todos los tumores son cancerosos; puede haber tumores benignos y tumores malignos.

Los tumores benignos no son cancerosos. Pueden extirparse y, en la mayoría de los casos, no vuelven a  aparecer. Las células de los tumores benignos no se diseminan a otras partes del cuerpo.

Los tumores malignos son cancerosos. Las células de estos tumores pueden invadir tejidos cercanos y diseminarse a otras partes del cuerpo.

Existen diferentes tipos de Cáncer que se agrupan en categorías. Las principales son:

  • Carcinoma. Es un tipo de cáncer que comienza en la piel o en tejidos que revisten o cubren los órganos linfomainternos.
  • Sarcoma. Comienza en hueso, en cartílago, grasa, músculo, vasos sanguíneos u otro tejido conjuntivo o de sostén.
  • Se origina en el tejido en el que se forma la sangre, como la médula ósea, y causa que se produzcan grandes cantidades de células sanguíneas anormales y que entren en la sangre.
  • Linfoma y mieloma. Dan lugar a cánceres que empiezan en las células del sistema inmunitario.
  • Cánceres del sistema nervioso central. Dan como resultado cánceres que empiezan en los tejidos del cerebro y de la médula espinal.

 

Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir evitando la exposición a factores de riesgo y un porcentaje importante de pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

(Fuentes: www.cancer.gov/espanol/cancer, www.aecc.es).

Desde Senso queremos recordar que la prevención y la detección temprana son fundamentales para detener el aumento de esta enfermedad.

Existen diferentes medidas preventivas relacionadas con los hábitos de vida, alimentación y otros factores, que son capaces de disminuir la probabilidad de aparición de cáncer. Las principales son dejar de fumar, tener una dieta saludable y equilibrada, evitar el consumo excesivo de alcohol, evitar la exposición prolongada al Sol y realizar ejercicio físico moderado o intenso de forma regular.