Noticias

por

En:discapacidad, fisioterapia, lesiones, patologías, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Espina Bífida

La espina bífida es una malformación congénita que aparece durante la formación del feto y en el que la columna y el canal medular no se cierran antes del nacimiento, lo que hace que la médula espinal y las membranas que la recubren sobresalgan por la espalda. La principal causa es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en los meses siguientes, aunque hay  casos cuya causa es desconocida. También se cree que puede haber un factor hereditario.

Las zona en la que suele aparecer son la región lumbosacra, la región dorsolumbar y en raras ocasiones en la región torácica y cervical.

Existen dos tipos de espina bífida:

  • La Espina bífida oculta. Se da como consecuencia de la aparición de un defecto en una o más vértebras, donde la médula espinal y los nervios no están alterados. No tiene síntomas o aparecen a edades avanzadas. En caso de aparecer síntomas, se clasifican como:

Neurológicos. Atrofia y/o debilidad en extremidades inferiores, escasa sensibilidad o alteración de los reflejos.

Genito-urinarios. Incontinencia, retención.

Ortopédicos. Deformidad de los pies o diferencias de tamaño.

  • La espina bífida abierta o quística. Tiene un diagnóstico más grave, sus síntomas son más evidentes (abultamiento en la zona afectada) y se distinguen varios tipos:

Meningocele. Una o más vértebras presentan una abertura con un quiste de líquido cefalorraquídeo.

Mielomelingocele. Es la forma más frecuente y más grave debida a que en la cavidad quística se encuentra la médula espinal, raíces nerviosas, meninges y líquido cefalorraquídeo, afectando a nivel lumbar o lumbosacro. No es mortal pero produce graves daños a nivel neuronal (hidrocefalea, discapacidad motriz e intelectual).

espina bifida

Los trastornos asociados a esta malformación a nivel neuronal son:

  • Acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en el cerebro que ocasiona una presión perjudicial en los tejidos del cerebro.
  • Consciencia de sí mismo y de otras personas.
  • Problemas de comprensión.
  • Problemas de percepción visual.
  • Incoordinación.
  • Falta de destreza manual.
  • Dificultad en las actividades gráficas y coordinación bi-manual.

Alteraciones del aparato locomotor:

  • Debilidad muscular o parálisis.
  • Deformidades y disminución o pérdida de sensibilidad por debajo de la lesión.

Trastornos del sistema genito-urinario:

– Incontinencia vesical y/o anal.

– Retención vesical y/o anal.

– Infecciones urinarias.

La prevención esta dirigida a evitar la ingesta de tóxicos y fármacos teratógenos en el período periconcepcional (antes del embarazo) y tener una dieta equilibrada con un aporte extra de folatos (ácido fólico).

En fisioterapia podemos ayudar a tratar esta malformación con técnicas destinadas al desarrollo de las capacidades físicas que hagan posible la independencia de las personas que la padezcan.

por

En:fisioterapia, higiene postural, lesiones, salud, Segovia, Senso

Comentarios desactivados en Consejos para cuidar la Espalda en la vuelta al Cole

Os vamos a ofrecer unos consejos para evitar que vuestros hijos/as sufran lesiones de espalda y las prevengan, pues en breve darán de nuevo comienzo las clases y se volverá a la rutina diaria del colegio.

  • Lo primero a lo que debemos prestar atención es a la mochila. La utilización de una buena mochila, así como su correcta utilización pueden evitar lesiones de espalda.

4101_Mochila

La mochila que utilicen los escolares debe ser comoda, ligera y agustable a la altura del niño/a. los tirantes deben ser anchos (al menos de 4 milimetros) y acolchados para evitar rozaduras. Una mochila con varios bolsillos hará que el reparto del peso sea más equitativo y organizado. Si es posible, utilizar una mochila que tenga cinturón para abrocharselo a la cintura.

En el caso de que sea necesario agacharse para coger algo del suelo y llevemos la mochila a la espalda, nos agacharemos a recoger el objeto flexionando las rodillas.

  • Adoptar una postura correcta en clase para cuidar nuestra espalda. Se debe mantener la espalda erguida y pegada al resplado de la silla, no inclinarse hacia adelante sino acercarse a la mesa lo necesario para evitar curvar la espalda y sobrecargarla.

4102_Sentado

Lo más importante para mantener la espalda sana es la prevención, enseñando a nuestros hijos/as estos sencillos consejos podemos evitar futuras lesiones y dolencias.

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, patologías, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Rodilla de Corredor

La rodilla, al ser la articulación más voluminosa, es la más vulnerable a la hora de padecer lesiones.

La rodilla de corredor se da como consecuencia de la tensión constante de la rodilla y se produce cuando la rótula se desplaza y está fuera de lugar, pudiendo irritar el surco femoral y desgastar el cartílago que se encuentra debajo de la rótula provocando dolor intenso y punzante. Las causas que pueden dar lugar a esta afección son:

  • Un traumatismo en la rodilla como consecuencia de un golpe o caída que puede dislocar y desplazar la rotula fuera de lugar haciendo que esta se deslice de manera incorrecta por el surco femoral.
  • El entrenamiento excesivo o sobrecarga como la tensión continua de la rodilla puede irritar los nervios que rodean la rótula y dislocar los tendones hasta provocar dolor.
  • La desviación de la rótula puede desgastar el cartílago y producir dolor e irritación en el hueso subyacente y en el cartílago articular.
  • Músculos de la pierna débiles o contracturados que pueden aplicar presión excesiva en la rodilla y desalinear la rótula.
  • El pie plano puede estirar los músculos y tendones de la pierna, causando dolor en la rodilla.Nueva imagen (2)

El síntoma más común que se da en la rodilla del corredor es la sensibilidad o dolor a ambos lados de la rótula, además la rodilla puede hincharse. El dolor suele ser más intenso cuando se realiza algún movimiento que requiera que se flexione la rodilla como arrodillarse, correr, agacharse,…

Es importante tratar esta afección para evitar acelerar la aparición de artritis.

Para evitar su aparición debemos:

  • Precalentar y estirar antes y después de realizar actividad física intensiva de la rodilla. Unos músculos fuertes y flexibles proporcionarán un mejor soporte para las rodillas y será menos probable que se irriten.
  • Evitar el sobrepeso, ya que cuanto mayor sea más peso tendrán que soportar las rodillas y habrá mayor riesgo de tensión sobre las mismas.
  • Utilizar zapatillas para correr adecuadas al tamaño del pie, con mucho soporte y re-emplázalas cuando estén gastadas o las suelas comiencen a perder la forma.
  • Evitar correr sobre asfalto y cemento porque generan una tensión adicional sobre las rodillas.
  • Aumentar gradualmente la intensidad de los ejercicios.
  • Utilizar rodillera en la realización de ejercicio en caso de haber padecido anteriormente rodilla de corredor.

En caso de estar padeciendo dolor durante la práctica de ejercicio debemos:

  • Interrumpir la actividad que lastime la rodilla hasta que no haya síntoma de dolor.
  • Descansar lo más que se pueda.
  • Utilizar una bolsa de hielo o compresa fría para reducir la inflamación.
  • Utilizar una rodillera.
  • Elevar la rodilla por encima del nivel del corazón.
  • Realizar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.
  • Utilizar plantillas ortopédicas para ayudar a aliviar el dolor en caso de tener pies planos.

En fisioterapia el uso del kinesiotaping puede ayudar en el tratamiento de esta afección.

por

En:fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, patologías, Segovia, Senso, Terapia Cráneosacral, tratamientos

Comentarios desactivados en La Terapia Cráneosacral

La Terapia Cráneosacral es una terapia manual indolora, suave, profunda y segura que engloba a todo el cuerpo y corrige los desequilibrios del Sistema Cráneosacral que pueden ser la causa de disfunciones sensitivas, motoras o neurológicas. Ayuda a aliviar o paliar diferentes enfermedades, dolores y disfunciones corrigiendo su origen.

El Sistema Cráneosacral envuelve nuestro cerebro y médula espinal, centro de nuestras emociones, sensaciones,…, y es por ello que esta relacionado con nuestra salud y bienestar. Esta basado en la existencia de una pulsación rítmica sutil que emerge en los tejidos y fluidos del núcleo del cuerpo y que se denomina Ritmo Cráneo Sacral (RCS). Este ritmo se puede sentir, valorar y corregir a través de la palpación, y ser percibido como un movimiento respiratorio sutil que se trasmite a los órganos y tejidos corporales determinando nuestro estado de salud.craniosacral-therapy-san-luis-obispo-300x203

En la Terapia Cráneosacral se utilizan las manos con una leve presión como instrumento para liberar tensiones, congestiones o restricciones que se dan en el Sistema Cráneosacro (conjunto de meninges que envuelven al Sistema Nervioso Central), que limitan su movimiento y funcionamiento, asegurando así el correcto funcionamiento de sus estructuras y del líquido cefalorraquídeo. El cuerpo, al liberarse de dichas restricciones, aumenta su nivel de energía y relajación. Puede ser utilizada en cualquier persona, desde un bebe hasta un anciano, y la duración de las sesiones de este tipo de técnica varia en función de esto. cranio03

En los casos en los que está indicada la Terapia Cráneosacral:

  • Alteraciones de la Articulación Temporo Mandibuar (ATM).
  • Dolores crónicos de cuello y espalda.
  • Ciática.
  • Depresión.
  • Dolor articular.
  • Dolor y tensión muscular.
  • Dolores de cabeza y migrañas.
  • Cansancio crónico.
  • Problemas oculares.
  • Estrés.
  • Problemas de concentración.
  • Trastornos de aprendizaje.
  • Lesiones deportivas.
  • Parálisis facial.
  • Problemas digestivos.
  • Secuelas de accidentes.
  • Síndrome de estrés postraumático.
  • Zumbido en oídos.
  • Vértigos.
  • Alteraciones motoras y de coordinación.
  • Desórdenes del Sistema Nervioso Central.
  • Lesiones traumáticas cerebrales y medulares.

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Las Ampollas en los Pies, Prevención y Tratamiento

Las ampollas en los pies son bolsas de líquido que se forman en las dos capas superiores de la piel y que se producen cuando estas capas frotan una contra otra hasta que se separan, produciendo un hueco que se llena con un líquido acuoso.

Los síntomas que se presentan con la aparición de una ampolla suele ser molestia y dolor, enrojecimiento de la piel, ablandamiento y levantamiento de la piel donde se está formando la ampolla.

 

Existen varias causas que dan lugar a la aparición de las ampollas:

– El mal uso del calzado. Debido a que son excesivamente grandes y dan lugar a la fricción del pie y el zapato, el uso de un calzado demasiado justo que somete al pie a demasiada presión  y al uso de calzado nuevo durante un largo periodo sin descanso.

– La exposición a temperaturas extremas (frío o calor).

– La exposición de los pies a productos químicos (cosméticos, detergentes, disolventes…).

– Reacción alérgica.

– Estados de salud (estrés,…)

– Mala transpiración del pie.

– Infecciones por hongos.

– A causa de otras afecciones como el eczema dishidrótico, la varicela y el herpes.

Ampolla-500x333

¿Cómo podemos prevenir las ampollas?

– Manteniendo los pies secos. No usar calzado húmedo o mojado.

– Sustituyendo los calcetines con regularidad.

– Evitando el uso de un calzado que sea demasiado ancho o estrecho. Si vais a utilizar calzado nuevo, usadlo frecuentemente y por cortos periodos de tiempo para que los pies se vayan adaptando.

– Evitando la exposición de los pies a temperaturas extremas, y en caso necesario, utilizar un calzado adecuado.

 

En el caso de tener una ampolla ya formada en el pie, el tratamiento a seguir sería:

Limpia el área de la ampolla con agua tibia y jabón. Usar jabón antibacteriano.

Si la ampolla no duele al caminar debemos dejar que se cure por sí sola.

Si es dolorosa al caminar, lo mejor que podemos hacer es drenarla. Para ello utilizaremos una aguja hipodérmica previamente esterilizada. Introducimos la aguja en la base de la ampolla con el fin de vaciarla de líquido. Desinfectamos la zona con un antiséptico y la cubrimos con una gasa, almohadilla, tirita…

Vamos manteniendo la zona limpiándola  y cambiando el vendaje con asiduidad y dejamos que sane.

 

No realizar el tratamiento previamente descrito en caso de que la ampolla drene pus, huela mal o se enrojezca ya que es probable que esté infectada. Del mismo modo, no hacerlo en caso de que la ampolla tenga sangre. Para estos casos es mejor acudir al médico.

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, rehabilitación, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Cómo hacer nuestras propias Bolsas de Hielo Flexibles

Vamos a proponeros una manera fácil, cómoda y asequible de fabricar vuestras propias bolsas de hielo flexibles, que os van a resultar muy útiles tras sufrir alguna lesión como un golpe, una caída, un chichón…

Como sabéis el frío tiene un efecto analgésico que ayuda a aliviar el dolor de un traumatismo, ayuda a disminuir el espasmo muscular, la hemorragia y cierra los vasos sanguíneos (lo que impide que llegue más sangre a la zona dañada reduciendo la inflamación).DIY-ice-pack-02

Estas bolsas os van a resultar muy cómodas, ya que pueden flexionarse y moldearse para ajustarse alrededor de las diferentes partes del cuerpo.

 

Los materiales necesarios para su elaboración son los siguientes:

  • Bolsa Zip de congelación. Este tipo de bolsas funcionan mejor porque son más resistentes. Se pueden utilizar del tamaño que mejor se ajuste al área a tratar.
  • Alcohol isopropílico. Que podéis adquirir en farmacias.
  • Colorante para alimentos (opcional). Solo si se dese dar a la bolsa otra apariencia más colorista.

 

Las proporciones para realizar la bolsa de hielo flexible son:

  • 2 Bolsas de cierre hermético (bolsas Zip de congelación).
  • 1 taza de alcohol isopropílico.
  • 2 tazas de agua.
  • Colorante alimentario (opcional).

 

Una vez que tenemos todos los ingredientes en el interior de la primera bolsa, debemos intentar sacar la mayor cantidad de aire antes de cerrarla. Una vez hecho esto introducimos la primera bolsa dentro de la segunda con el fin de darle mayor resistencia y nos aseguramos de que esté completamente comprimida y luego la colocamos en el congelador en posición horizontal y dejamos que se congele (puede llevar de 12 a 14 horas).

Una vez finalizado, sacamos del congelador y  debemos tener un buen paquete frío flexible.

El ingrediente clave que evita que el agua se congele por completo es el alcohol. Esto hace que sea más fácil envolverlas alrededor de la lesión.

Como ventajas podemos mencionar que no gotean, a diferencia del hielo, y se pueden reutilizar tantas veces como se quiera.  Sólo tienes que meterlas en el congelador cuando se descongelen.

 

Precauciones con el uso de las compresas frías:

  • No colocar la bolsa de hielo directamente sobre la piel. Poner previamente en la zona a tratar una toalla o paño.
  • No utilizarla más de 10 o 15 minutos.
  • Mantener fuera del alcance de los niños.

por

En:fisioterapia, pilates terapéutico, salud, Segovia, tratamientos

Comentarios desactivados en Pilates Terapéutico

El Pilates  Terapéutico consiste en un conjunto de ejercicios físicos dirigidos centrados en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral. Es ideal para prevenir y curar el dolor de espalda.

Los ejercicios que se realizan en Pilates Terapéutico se hacen teniendo en cuenta los problemas y necesidades de cada persona, es por ello que los grupos que se crean para su realización son pequeños, a diferencia de una clase de Pilates normal.

La realización de este tipo de ejercicios aumenta la calidad del sistema neuromuscular y la postura. Para conseguir su mayor efectividad y beneficios han de realizarse de manera lenta, suave, coordinada y controlada. De esta manera se trabaja la calidad del movimiento para evitar el dolor y su recurrencia.

La ventaja de este tipo de ejercicio es que puede ser realizado por todo el mundo y se puede adaptar a las necesidades individuales de cada persona.

 

2014_02_0061-Bola-de-pilates-Site

 

Los beneficios del Pilates Terapéutico:

  • Mejora la estabilidad, favorece el desarrollo de una elasticidad natural, la movilidad y el control del cuerpo.
  • Aumenta la fuerza y resistencia muscular desarrollando el grado de fuerza necesario para favorecer una dinámica equilibrada.
  • Mejora la coordinación de la respiración y disminuye el estrés.
  • Corrige la postura dando como resultado la disminución de los dolores de espalda.
  • Previene múltiples patologías músculo esqueléticas y degenerativas.
  • Mejora el bienestar general.
  • Aumenta la confianza al sentir un cuerpo más saludable.

¡Practica Pilates, practica salud!

por

En:deporte, fisioterapia, lesiones, lesiones deportivas, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Beneficios del uso del Hielo en Fisioterapia: La Crioterapia

A lo largo de la historia el hielo se ha venido utilizando para ayudar a recuperarse de lesiones como esguinces, luxaciones, contracturas musculares, espasmos, desgarros musculares, procesos inflamatorios y como analgésico local.

En  fisioterapia, la aplicación de hielo pasa a ser una  herramienta básica en el tratamiento y prevención de lesiones.

Etimológicamente, en fisioterapia, la aplicación de hielo es una técnica que se denomina crioterapia “frio curativo” o “terapia mediante el frio”.

La crioterapia es una técnica basada en la aplicación del frio sobre el organismo con fines terapéuticos. Sus principales beneficios son:

  • Analgésico y antifebril. Logrando atenuar el dolor al producir una sedación local, disminuyendo la percepción de dolor.
  • Anti-inflamatorio. Provoca la vasoconstricción de los vasos sanguíneos modulando la inflamación.
  • Reduce el edema ayudando a la reabsorción de líquido.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Provee una mejora de la movilidad articular.
  • Aumento de las fuerzas musculares y del gasto calórico.
  • Acrecienta la oxigenación de la piel.
  • Minimiza la aparición de ampollas.
  • Favorece el drenaje linfático.
  • Tiene acción miorrelajante sobre el músculo afectado.

descargaEn fisioterapia existen diferentes técnicas de aplicación tales como:

  • Aplicación de hielo de forma “estática”.
  • En las que se combinan técnicas de masaje aplicadas con hielo.
  • Criocinética. En las que se combina el hielo con movilizaciones y ejercicio activo.
  • En las que se realizan estiramientos musculares combinados con hielo.

En cuanto el modo de aplicación de hielo como método terapéutico se debe tener especial cuidado con los tiempos de aplicación. Menos tiempo del indicado producirá poco o ningún efecto y un exceso puede provocar quemaduras, un efecto rebote en el organismo por exceso de frio y llegando a provocar efectos contrarios a los que queramos conseguir.

Los modos de aplicación de hielo son mediante contacto (bolsas de hielo natural, “cold packs” o compresas química), conducción (inmersión en baños de agua fría con hielo) y evaporación (utilización de aerosoles que contienen gases como el metano, el cloruro de etilo o el fluoruro de metilo y el nitrógeno líquido).

La utilización de hielo está contraindicada en personas que padecen enfermedades cardiacas, problemas vasculares, diabetes, alteraciones sensoriales, síndrome de Raynaud, urticaria, alergia o hipersensibilidad al frio y enfermedades renales o viscerales.

por

En:salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Qué es la Retención de Líquidos y cómo podemos prevenirla

La Hidropesía o Retención de Líquidos se debe a una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos y que se origina por un desequilibrio en el nivel de líquidos de nuestro organismo, bien cuando los vasos sanguíneos vierten demasiados líquidos sobre el tejido corporal o  cuando los líquidos quedan retenidos en los tejidos y no vuelven a los vasos sanguíneos.

 

Los síntomas son aumento de peso inexplicable, sensación de pesadez e hinchazón en las piernas y en los tobillos, el aumento del perímetro abdominal y la presencia de fóvea (al presionar la piel firmemente con el dedo observamos un hundimiento que permanece durante algunos o segundos tras quitar el dedo).

 

Las causas de la retención de líquidos puede deberse  a:

  • Factores orgánicos: trastornos circulatorios, inflamatorios, enfermedades…
  • Factores cotidianos: estrés, sedentarismo, ingesta de medicamentos…

 

Para prevenirla y evitarla podemos seguir una serie de consejos como:

  • Mantener hábitos alimenticios saludables en los que predominen la fruta y la verdura.
  • Beber al menos dos litros de agua al día.
  • Realizar ejercicio físico de manera regular para activar nuestro organismo.
  • Elevar las piernas.
  • Consumir alimentos ricos en potasio (fruta y verdura).
  • Evitar vestir ropa demasiado ajustada.
  • Consumir alimentos bajos en sodio.

 

Las personas más propensas a sufrir este problema son mujeres (hormonas), embarazadas (durante el embarazo cuando una mujer tiene más posibilidades de retener líquidos debido al constante cambio hormonal de su organismo), personas con sobrepeso y personas que sufren alguna enfermedad o trastorno.

 

drenaje-linfatico-mane-corpoLa Fisioterapia puede ayudar a tratar la retención de líquidos mediante el Drenaje Linfático Manual. Esto consiste en la activación manual,  mediante un masaje, de la circulación linfática por estimulación del automatismo de los vasos y ganglios linfáticos, mejorando la evacuación del exceso de líquido. Sus efectos son la mejora la circulación de retorno, regeneración del sistema linfático, relajación del sistema nervioso vegetativo, regulación del tono tanto de la fibra muscular lisa como de la estriada, mejora del sistema defensivo inmunológico y estimulación de la función renal.

por

En:lesiones, lesiones deportivas, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, tratamientos

Comentarios desactivados en El Músculo Trapecio

El trapecio es un músculo situado en la parte superior de la espalda y es uno de los músculos más importantes del tronco. Da forma a esta zona recubriendo los músculos posteriores del cuello, toda la parte superior de la espalda que queda entre los hombros y  la zona situada entre las escápulas.

Su principal función es de sostén de la cabeza impidiendo que se vaya hacia delante. Es el principal responsable de que los hombros se mantengan en su posición y no cedan cuando los cargamos de peso y es muy importante en el mantenimiento de la postura.

Si el trapecio no mantuviese una correcta posición, el músculo podría alargarse o acortarse y afectar el flujo sanguíneo y de oxígeno a los músculos dando lugar a una tensión de esta área que se traduce en dolor y rigidez. En esos casos suele sentirse una tensión o nudos en la espalda que pueden ser sensible al tacto.

El dolor en el trapecio suele darse en personas que trabajan detrás de un escritorio o con la computadora, especialmente en aquellos con mala postura. Los movimientos repetitivos también puede ser uno de los factores al no permitir que el músculo o tejido descanse.ejercicios-trapecio_b

Cuando sentimos dolor en el cuello y los hombros, el principal músculo implicado suele ser el trapecio y existen diferentes causas que pueden dar lugar a la aparición del dolor:

 

  • Debilidad muscular derivada de la falta de ejercicio. Por ello es muy importante hacer ejercicios diariamente para fortalecer estos músculos.
  • Malas posturas y falta de flexibilidad. Si estamos muchas horas en una misma postura los músculos se acostumbran a ella y se vuelven más rígidos, por ello es importante realizar estiramientos y cambiar de postura con frecuencia.
  • Echar la cabeza hacia delante o doblarse hacia delante. Por ejemplo, muchas personas cuando miran su teléfono móvil echan su cabeza hacia delante y eso acaba generando contracturas y dolor.
  • Dormir boca arriba o boca abajo con la cabeza doblada hacia un lado puede ser una causa de dolor en el cuello.
  • El estrés emocional es también causa de dolor de cuello, cabeza y espalda.

Para prevenir el dolor en el músculo trapecio lo mejor que podemos hacer es realizar estiramientos del músculo, practicar ejercicio y fortalecer los músculos del cuello para mejorar la postura.