Noticias

por

En:deporte, dolor, lesiones, lesiones deportivas, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en El Desgarro Muscular

El desgarro muscular (rotura de fibras) es una lesión muscular que puede producirse de una manera directa (contusión), o de una manera indirecta (elongación brusca del músculo producida por una contracción rápida y/o por la realización de un sobre-esfuerzo). Es una lesión de tipo hemorrágica derivada de la rotura de los vasos sanguíneos que recorren el músculo afectado, provocando un dolor muy intenso que impide contraer el músculo.

Puede producirse en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en los músculos de las piernas y suelen ser frecuentes en deportistas.

rotura fibrilarGeneralmente las personas que lo padecen sienten un chasquido o como si le hubiesen arrojado una piedra.

Los síntomas que presenta una lesión de estas características es dolor repentino, agudo e intenso acompañado generalmente de un hematoma.

La gravedad del desgarro depende de la cantidad de fibras que se rompen, y también de otros factores como la localización, el tamaño y morfología de la rotura, la edad, la existencia de enfermedades simultáneas, el estado de salud general, etc.

Los desgarros musculares de clasifican como:

  • Grado 1 Leve: De 8 a 10 días.
  • Grado 2 Moderado: De 3 a 4 semanas.
  • Grado 3 Grave: De 1 a 3 meses.

En los casos más graves, como el desgarro total del músculo, se produce un hematoma muy extenso e inflamación pronunciada que inmoviliza la zona afectada.desgarro muscular

El tratamiento a seguir en caso de padecer un desgarro muscular:

  • No realizar actividades que causen dolor, y dejar de practicar deporte hasta que el dolor haya desaparecido.
  • Aplicar frío. La aplicación de frío en la zona genera una vasoconstricción de los capilares y vasos rotos que reduce el sangrado en la zona y favorece los procesos de reparación posteriores.
  • Masaje drenante. Ayuda a evacuar el exceso de inflamación que se produce mejorando el dolor.
  • Medicamentos anti-inflamatorios sin esteroides. Ayudan a aliviar el dolor. Siempre, antes de tomar cualquier tipo de medicación hay que consultar con nuestro médico.
  • Se aplica calor solo cuando ya se esta preparado para volver a la actividad física.
  • Una vez que haya desaparecido el dolor agudo, se puede comenzar a realizar un estiramiento ligero hasta donde el dolor lo permita. Conforme progresamos en la recuperación, paulatinamente elevamos la actividad física.

Hay que tener en cuenta que si el dolor es persistente, es mejor no continuar exigiendo a la zona afectada con más ejercicios o movimientos, ya que se pueden lesionar aún más la zona y dejarla incapacitada por varios meses.

Como siempre os comentamos, ante cualquier síntoma de lesión acudid a un especialista que os indique el tratamiento a seguir en función del tipo de lesión.

 

por

En:dolor, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en Consejos para evitar la Celulitis

La celulitis (lipodistrofia ginecoide) es una afección a nivel microvascular conjuntiva en la que los  depósitos de grasa de la hipodermis desorganizan el tejido celular subcutáneo. Esa desorganización da lugar a trastornos circulatorios, fibrosis, dolor,…

La grasa que se acumula se presenta principalmente en la zona de los muslos y glúteos, pero también es habitual encontrarla en la parte baja del abdomen.

El tratamiento para la celulitis requiere de mucha paciencia, por ello es importante adoptar unos hábitos saludables que se conviertan en un estilo de vida. En este artículo os queremos ofrecer una serie de consejos para que consigáis disminuir la temida celulitis:

  • Mantén una dieta sana y equilibrada. Opta por alimentos que contengan gran cantidad de líquidos y de fibra.
  • Bebe mucha agua. La celulitis se da por un acúmulo de grasas, a los que se le añade la acumulación de líquidos y una mala circulación. Es importante beber mucha agua ya que nos ayuda a evitar la retención de líquidos, nos ayuda a eliminar las toxinas que se pueden acumular en la zona y en el resto del organismo, disminuyendo así el problema.
  • Realiza ejercicio. Sin duda es la mejor manera para luchar contra la celulitis. El ejercicio aeróbico o cardiovascular (andar, correr, nadar, tenis…) ayuda a la pérdida de peso general, ayuda a mejorar el aspecto de la zona afectada y ayuda con la pérdida de grasa.dieta y ejercicio
  • Reduce la sal en la dieta. El exceso de sal produce un aumento de la retención de líquidos, agravando el problema. Los procesados o precocinados producen el mismo efecto que la sal ya que contienen altos niveles de sodio. Hay que evitar consumir este tipo de alimentos.
  • Evita la cafeína, té y otros excitantes.
  • Realiza masajes circulares en la zona afectada con agua fría. El frío activa el metabolismo, y esto va a ayudar a eliminar la grasa y a mejorar la calidad y elasticidad de la piel.
  • Realiza sesiones de drenaje linfático manual. El drenaje tiene un gran poder de eliminación de líquidos, estimula la formación de colágeno y mejora la calidad de la piel. Es importante buscar un buen profesional que sepa realizar esta técnica adecuadamente.
  • Evita ingerir alta cantidad de alimentos ricos en proteínas. Las dietas hiperproteicas producen muchas toxinas que se acumulan en el organismo y producen una mayor retención de líquidos.
  • Evita el uso de prendas demasiado ajustadas. Las prendas muy ajustadas dificultan el retorno venoso y empeoran el problema de la celulitis.

por

En:depresión, dolor, dolor de espalda, espalda, fisioterapia, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Depresión como causa de dolor

Las emociones que experimentamos se ven en gran medida reflejadas en nuestro estado de salud. En muchas ocasiones el dolor físico que podemos padecer sobre nuestro organismo son el resultado de nuestras emociones: tristeza, apatía, estrés, ira, ansiedad, etc.

La depresión es un sentimiento de tristeza que puede manifestarse en algún momento de la vida de una persona y que puede llegar a afectar a la capacidad de relacionarse con otras y puede afectar a la realización del trabajo o incluso en el día a día.

El dolor, el malestar y la incapacidad para realizar las actividades que antes se realizaban con normalidad dan lugar a un estado de frustración que puede desencadenar en una depresión o agravarla si ya existe.

En relación a la salud de la espalda, la depresión esta considerada como  un trastorno psicológico común entre las personas que sufren dolores de espalda crónico.

Los dolores de espalda que se prolongan en el tiempo y que no tienen una explicación física clara y se acompañan de decaimiento en el estado de ánimo, podrían tratarse de dolores provocados por una depresión.

Si una persona se encuentra baja de ánimo o decaída, con muchas probabilidades los posibles dolores de espalda que padezca pueden verse afectados y aumentar su intensidad. A su vez, un intenso dolor de espalda o un dolor crónico pueden desembocar en emociones negativas.

El dolor que una persona experimenta puede afectar a su estado mental haciendo que este empeore y se prolongue, lo que repercute a su vez en el estado anímico con:

  • Nivel de energía bajo.
  • Cambios de humor extremos.
  • Anormalidades a niveles hormonales.
  • Dolor muscular extremo.
  • Apatía, frustración y desmotivación.

El dolor de espalda relacionado con una depresión es importante que sea tratado por un especialista (psicólogo – psicoterapeuta) que realice el tratamiento que más se adecue al paciente.

Cuando la depresión tiene además un componente de dolor físico se requiere de un tratamiento fisioterapéutico específico que ayude a aliviar el dolor.

por

En:dolor, fisioterapia, lesiones, patologías, rehabilitación, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad  inflamatoria crónica de origen autoinmune que afecta a las articulaciones y tejidos circundantes. Causa dolor, hinchazón y rigidez. Suele presentarse en más de una articulación (las articulaciones más afectadas son los dedos de las manos, muñecas, tobillos y pies) y las personas que la padecen pueden sentir malestar, cansancio e incluso fiebre.

Cualquier persona puede verse afectada por esta enfermedad, aunque es más frecuente en personas de edad avanzada y más común en mujeres. El tratamiento temprano aumenta la probabilidad de controlar la inflamación y reducir los posibles daños estructurales.

Aunque se desconocen las causas que dan origen a la enfermedad, se sabe que es el propio sistema inmune el que ataca a los tejidos del propio cuerpo, de ahí que sea una enfermedad catalogada como autoinmune. Algunos factores que podrían causar la artritis reumatoide son: los genes, el medioambiente, las hormonas y el tabaco.artritis

Los síntomas iniciales de la enfermedad pueden causar dolor articular leve, rigidez y fatiga. Hay ciertos periodos de tiempo en los que los síntomas se agudizan con inflamación de articulaciones en ciertas personas, y en otras es permanente y continua.

En las articulaciones afectadas los síntomas pueden ir desde hinchazón, ardor, hipersensibilidad, dolor frecuente, enrojecimiento y dificultad a la movilidad.  Puede aparecer fiebre, debilidad o falta de energía, pérdida de apetito, anemia, dificultad para dormir, entumecimiento, ardor y hormigueo de manos y pies, sequedad o secreciones en ojos…

Su diagnóstico debe ser realizado por el médico de cabecera o el reumatólogo. Es una enfermedad difícil de diagnosticar porque no hay una prueba específica para determinar la enfermedad, los síntomas pueden ser iguales a los de otras enfermedades de las articulaciones y puede tomar algún tiempo para que se presente el cuadro completo con todos los síntomas.

El tratamiento de personas con artritis reumatoide se basa en la disminución del dolor, reducción de la hinchazón, reducción del daño de la articulación, de modo que se ayuda al paciente a mantenerse activo el mayor tiempo posible aumentando su bienestar.

La fisioterapia puede ayudar mediante diferentes tratamientos como el laser de baja potencia y TENS (disminuyen el dolor a corto plazo), ejercicios activos, aplicación de frío y calor, férulas, masoterapia y terapia manual, reducación muscular, estiramientos, etc.

Es importante mantener un buen equilibrio entre el descanso y el ejercicio, hay que cuidar las articulaciones, reducir el estrés y mantener una dieta saludable.

por

En:dolor, dolor de espalda, fibromialgia, fisioterapia, patologías, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa dolores especialmente en el sistema musculo-esquelético. Las personas con fibromialgia tienen dolor y sensibilidad en todo el cuerpo. Suele acompañarse de fatiga crónica y otros síntomas como dificultad para dormir, rigidez matutina, dolores de cabeza, alteraciones del sueño, ansiedad y depresión, periodos menstruales dolorosos, sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y los pies, falta de memoria o dificultad para concentrarse (fibroneblina).

Es un trastorno que afecta más a las mujeres y se cree que puede deberse a factores hormonales. Aunque también son susceptibles de padecerla hombre y niños, es más habitual que aparezca a edades avanzadas.sintomas fibromalgia

Las causas de la fibromialgia son desconocidas, aunque se relacionan con trastornos en las moléculas que se encargan de la transmisión del estímulo nervioso. Existen varios factores que pueden estar relacionados con este trastorno:

  • Factores genéticos.
  • Acontecimientos estresantes o traumáticos como accidentes de tráfico, cirugías, traumatismos,…
  • Lesiones recurrentes.
  • Malestares o dolencias.
  • Ciertas enfermedades.

Estos son factores que pueden dar lugar a su aparición pero para que la enfermedad se de es necesaria una predisposición genética. La fibromialgia también puede ocurrir por sí sola.

La fibromialgia puede ser difícil de tratar. Es importante que consiga a un médico que está familiarizado con este trastorno y su tratamiento. Muchos médicos de cabecera, internistas generales o reumatólogos pueden tratar la fibromialgia. Los reumatólogos son médicos que se especializan en la artritis y otras condiciones que afectan las articulaciones o tejidos blandos.

El tratamiento para la fibromialgia a veces requiere que sea multidisciplinar:

  • Farmacología. Ansiolíticos, antidepresivos, relajantes musculares, inyección de corticoides en los puntos gatillo, anti-inflamatorios,…
  • Fisioterapia y ejercicio físico. La Fisioterapia es primordial. El ejercicio físico ajustado al paciente es necesario para obtener mejorías.
  • Tratamiento psicológico.

La fisioterapia es uno fundamental en el tratamiento de esta afección. Son varias las técnicas que se pueden utilizar:

  •  Maso-terapia. Masaje del tejido conjuntivo, drenaje linfático y auto-masaje (se enseña al paciente cómo realizarlo)
  • Consiste en la aplicación de un laser puntual e Infrarrojos que aumenta la microcirculación en zona afecta, libera endorfinas y aumenta la temperatura corporal con efectos analgésicos y de relajación muscular.
  • Osteopatía y Terapia Manual. Presión isquémica en puntos gatillo, tratamiento miofascial, terapia craneosacral,…
  • Técnicas fisioterápicas de relajación.

El fisioterapeuta se encargará de realizar un estudio al paciente y aplicará un protocolo adaptado a sus necesidades.

Siendo una enfermedad que actualmente no tiene cura, lo recomendable es acudir a buenos profesionales y realizar una combinación de los tres tratamientos más importantes (farmacológica, fisioterapia y psicología) para que mejore la calidad de vida de las personas que padecen la enfermedad.

por

En:espalda, fisioterapia, salud, Segovia, Senso, tarjetas regalo, tratamientos

Comentarios desactivados en Estas Navidades sorprende con nuestras Tarjetas Regalo

La Navidad ya está aquí y hablar de la Navidad es casi sinónimo de hablar de REGALOS.

Si aún tenéis regalos por hacer y no sabéis qué regalar, nosotros os vamos a proponer una interesante idea con la que seguro vais a triunfar porque sabemos que encontrar el regalo adecuado puede resultar muy difícil.

En SENSO os proponemos nuestras Tarjetas Regalo, un obsequio con el que acertareis seguro ya que estaréis regalando una EXPERIENCIA  de salud y regalar experiencias es ofrecer y conseguir el regalo perfecto.Navidad 4

Podéis elegir el importe de la Tarjeta Regalo y utilizarla para cualquiera de nuestros tratamientos:

  • Drenaje linfático.
  • Masaje relajante.
  • Masaje deportivo.
  • Acupuntura.
  • Etc…

Sorprende con las mejores experiencias de salud a esa persona especial con nuestras Tarjetas Regalo, un obsequio que no solo se posee sino que además se vive y se disfruta.

Para adquirir y/o reservar una de nuestras Tarjetas Regalo solo tienes que pasarte por nuestra clínica o contactar con nosotros a través de nuestros teléfonos, 618 08 48 08 / 921 42 65 69.

 

¡No os lo penséis más y haced que la ocasión especial sea el mejor de los momentos!

por

En:Cefaleas, fisioterapia, higiene postural, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Cefalea Tensional

La cefalea es lo que comúnmente conocemos como dolor de cabeza, y es una de las formas más comunes de dolor intermitente que se da en el ser humano.

La cefalea tensional es uno de los tipos de dolor de cabeza que se da con mayor frecuencia.  Aparece en forma de dolor de moderada intensidad que se localiza en la región occipital de la cabeza o en la frente, llegando a alcanzar en ocasiones la región cervical. Se le denomina tensional porque suele estar presente una tensión física, postural o psicológica (estrés laboral, estrés emocional,…) que desencadena en el dolor de cabeza. El dolor suele estar presente todo el día, aunque generalmente no suele impedir el desarrollo de la actividad física habitual.

Las causas que originan la cefalea tensional son:causas de cefalea

  • Factores genéticos (hereditarios).
  • Hiperactividad de los músculos de la zona trigémino-cervical.
  • Los cambios hormonales. La mujer se ve más afectada por las cefaleas debido a los cambios hormonales que sufre durante la pubertad.
  • Factores ambientales: el estrés.
  • La edad. Las cefaleas suelen ser más frecuentes en adultos que en niños.
  • Ciertos alimentos como el chocolate, cacao, vainilla, plátano, frutos secos, cítricos, picantes,…
  • El alcohol.
  • La falta o el exceso de sueño.
  • Algunos fármacos (vasodilatadores, nitritos,…).

Los síntomas que presenta la cefalea tensional son dolor localizado en una parte de la cabeza o dolor que afecta a toda la cabeza de forma general. Los dolores más comunes son: dolor eléctrico (calambre), dolor opresivo, dolor pulsátil, dolor terebrante y dolor explosivo.cefalea tensional

Visiblemente los síntomas que podemos observar son: párpados más cerrados, espasmos faciales, párpados caídos, lagrimeo y enrojecimiento de ojos, vértigo, náuseas y vómitos.

Pueden darse otro tipo de síntomas que requieren visita médica como: alteraciones en la visión (manchas negras, luces brillantes, visión doble,…), sensación de hormigueo en brazos y piernas, erupciones cutáneas, mareo e inestabilidad, rigidez en la nuca, fiebre,…

La fisioterapia ayuda a tratar esta afección ayudando a aliviar la musculatura de la nuca y la columna cervical a través de diversas técnicas como la terapia manual dirigida a la musculatura temporal, etc., dependiendo de las necesidades del paciente.

Teniendo en cuenta el componente emocional de este tipo de cefalea, es importante ser consciente de ello e intentar realizar técnicas de relajación que ayuden a controlar las tensiones acumuladas y reducir el dolor.

¿Qué podemos hacer para prevenir las cefaleas tensionales?

  • Controlar el estrés. Causa principal de la aparición de cefaleas y migrañas.
  • Evitar el uso, en la medida de lo posible, de analgésicos y anti-inflamatorios.
  • Evitar alimentos que pueden provocar el dolor de cabeza como el café, el chocolate, el queso, etc.
  • Evitar posturas que ayudan a padecer dolores de cabeza.
  • Realizar ejercicios, estiramientos y auto-masajes.

La Dorsalgia es un dolor que se produce en la zona central de la espalda y que comúnmente conocemos como “paletilla”. Suele aparecer como reflejo de un órgano alterado o en disfunción (hígado, vesícula biliar, estómago,…), por una incorrecta alimentación, por afecciones emocionales como el estrés, la depresión,…, como resultado de las malas posturas que adoptamos diariamente y como consecuencia de padecer una hernia de disco.

No siendo grave, si resulta bastante molesta y puede derivar en problemas más serios en nuestra columna cervical y lumbar.

 

Sus síntomas se presentan en forma de dolor que puede ser intermitente o constante,  y la aparición de una contractura en la zona dorsal (entre los omoplatos):

  • Se nota la espalda más pesada de lo normal.
  • Limitación de movimientos.
  • Dolor en la zona lumbar tras mantener una postura por largo periodos de tiempo.
  • Espasmos en la espalda de manera inesperada.
  • Dolor que aumenta con el paso de las horas.
  • Dificultad al respirar.

 

El tratamiento de la dorsalgia varía en función de cada persona, en el origen del dolor, etc., y las técnicas a realizar para tratarla son:

  • Realización de ejercicios y estiramientos. Ayudan mantener la espalda saludable y a prevenir recaídas y a relajar los músculos.
  • Utilización de plantillas ortopédicas para disminuir el dolor en las extremidades inferiores.
  • La psicología. Un experto en la materia puede ayudar a manejar las situaciones de estrés, ansiedad, depresión,… para que no afecten a la espalda.
  • La osteopatía puede ayudar a corregir afecciones articulares y a encontrar el nivel adecuado de tejido muscular en el cuerpo.
  • La Fisioterapia: el tratamiento instrumental, el masaje, las manipulaciones, los estiramientos,…

osteopatia

Para evitar padecer dorsalgia debemos incluir en nuestros hábitos diarios una adecuada “higiene postural”, que también nos ayudará a prevenir deformidades de la columna.

 

Nov 29

La Flebitis

por

En:fisioterapia, flebitis, patologías, salud, Segovia, Senso, tratamientos

Comentarios desactivados en La Flebitis

La flebitis es la inflamación de una vena y puede ser superficial (en la piel), o profunda (en los tejidos bajo la piel).

Puede aparecer a cualquier edad, pero suele darse con mayor frecuencia en personas de edad avanzada.

Flebitis Superficial. Este tipo de flebitis afecta a las venas superficiales, suele ser benigna y en raras ocasiones desembocan en tromboflebitis venosa profunda, embolias o infección.

Flebitis Profunda. Conocida como Trombosis Venosa Profunda, es un tipo de flebitis en las que forman coágulos de sangre (émbolos) que pueden migrar a otras partes del cuerpo (corazón, pulmones, cerebro,…) a través del sistema circulatorio ocasionando un “atasco” que interrumpe el flujo sanguíneo a estos órganos, pudiendo producir embolias e infecciones.

flebitis

Cuando los síntomas de la flebitis se presentan suelen darse en forma de:

  • Eritema (enrojecimiento de la piel).
  • Sensibilidad en la zona afectada.
  • Abultamiento de la vena.
  • Dolor, sensibilidad y calor en la zona de la vena. El dolor aumenta cuando presionas en la vena afectada.

Si la flebitis es más profunda:

  • Pierna hinchada (edema).
  • Piel pálida.
  • Disminución del pulso arterial en la extremidad afectada.
  • Dolor sordo en la pierna.

La aparición de la flebitis  suele ser por traumatismos y quemaduras, varices, afección del sistema linfático, tóxicos, infecciones bacterianas, etc.

El tratamiento a seguir varia en función de si se padece una flebitis superficial o profunda.

  • Flebitis Superficial: medicación anti-inflamatoria, elevación de miembro afectado, compresas frías, cremas, etc.
  • Flebitis Profunda: medicación analgésica, anti-inflamatoria, antibiótica, anti-coagulante, elevación de la zona afectada, medias elásticas de compresión, etc.

Para evitar su aparición, como siempre decimos, hay que prevenir. La mejor prevención es llevar una vida sana en la que mantengamos una dieta equilibrada baja en sal, elevar las piernas siempre que podamos, realizar ejercicio físico, no fumar, etc.

 

Nov 21

El menisco

El menisco es un una lámina cartilaginosa situada entre el fémur y la tibia que actúan como amortiguador absorbiendo los impactos que perciben los huesos.

Debido a la práctica deportiva o por el paso del tiempo podemos sufrir lesiones de menisco. En personas jóvenes su ruptura generalmente es el resultado de una lesión importante por torsión de la rodilla (más relacionada con la actividad deportiva), en cambio, en personas mayores puede deberse a un traumatismo menor (levantarse de la posición de cuclillas).

Los síntomas de un desgarro o rotura de menisco varían en función de la gravedad de la lesión. Cuando una persona sufre un desgarro leve puede no tener más que un ligero dolor e hinchazón en la zona afectada que remite al cabo de dos o tres semanas.rotura menisco

En caso de sufrir rotura de menisco, este se manifiestan como:

  • “Ruido seco” en la rodilla en el momento de la lesión.
  • Dolor en el centro o el lado de la rodilla, especialmente al torcer la rodilla o al agacharse.
  • Hinchazón, rigidez y agarrotamiento de la rodilla, que empeora al cabo de los dos o tres primeros días de sufrir la lesión.
  • Reducción de la movilidad de la articulación.
  • Sensación de que la rodilla se va a quedar bloqueada al intentar flexionarla.
  • La rodilla no se puede extender por completo.
  • Sensación de que la rodilla cede o falla sin previo aviso.

Su diagnostico pasa por la consulta con el médico de familia, que realizará una exploración y una prueba denominada McMurray (consiste en doblar la rodilla y luego extenderla y rotarla). Tras el diagnostico el médico valorara si es necesario una intervención quirúrgica o no.

En algunos casos el médico pedirá una radiografía para descartar posibles afecciones degenerativas o de tipo artrítico que cursan con dolor de rodilla y/o una resonancia magnética (RM) para observar con mayor detenimiento el tejido blando de tu rodilla.

La fisioterapia en los casos en los que la rotura de menisco no requiere cirugía, puede ayudar a reducir el dolor, la inflamación y la recuperación de movilidad y fuerza de la rodilla. Para ello se utilizan diferentes técnicas que varían en función de cada caso concreto (electroterapia, movilizaciones pasivas, estiramientos, electro-estimulación, crioterapia, etc.)

En los casos en los que requiere cirugía, el tratamiento fisioterapéutico se realiza tras la misma y no difiere mucho del tratamiento que se realiza en lesiones de menisco no operadas.

En cada caso el fisioterapeuta enseñará un programa de ejercicios para realizar en casa y unos consejos básicos para la prevención.

Para prevenir las lesiones del menisco se deben adoptar una serie de precauciones:

–     Realizar ejercicio de manera regular.

–     Hacer siempre sesiones de estiramiento antes  y después de practicar deporte o cualquier actividad intensa con las piernas.

–     Proporcionar a los músculos tiempo de descanso y recuperación entre actividades.

–     Utilizar el calzado adecuado.

–     Utilizar las técnicas adecuadas al practicar deporte.